Imagen fondo home-box

IVA Reducido para las Reformas de tu Casa o Piso

corbera-despues_mg_9075

A la hora de realizar una reforma de nuestro hogar uno de los aspectos a tener en cuenta y que determinar en gran parte la decisión de llevarla a cabo o no es el precio. Como cualquier otro bien y servicio las reformas también están sujetas al IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). Con las últimas reformas en materias fiscales, el gobierno estableció en 2012 que esta cifra ascendería al 21%. Sin embargo, la Agencia Tributaria permite reducir el IVA hasta el 10% siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

¿Qué tipo de reformas pueden beneficiarse de una reducción en el IVA?

Gran parte de las reformas integrales pueden beneficiarse de esta descargar fiscal, por ejemplo la albañilería, carpintería, fontanería, pintura etc. Cualquier obra de renovación o reparación. Si esta reforma se ha llevado a cabo antes del 2010 la reducción solo sería aplicable a la albañilería, siempre y cuando reúna ciertos requisitos, como que la construcción o la rehabilitación de la vivienda haya finalizado dos años antes de su inicio o que la persona que realiza las obras no aporte material para la ejecución.

¿Cómo se determina el coste de los materiales?

Se entiende por coste de materiales aquellos que quedan incorporados de manera física al edificio por ejemplo ladrillos, arena, encimeras, muebles de cocina, retrete entre otros. Sin embargo, no entrarán dentro de este grupo los andamios, la maquinaria o las herramientas que se utilicen de forma accesoria para llevar a cabo la reforma, así como tampoco los electrodomésticos.

Teniendo en cuenta esta explicación, un suelo por 10.000€ en la que los materiales suponen un coste de 3.000€ tributaría al 10% ya que no excede del 40% del total.

¿Quién se puede beneficiar del IVA reducido?

Las personas que pueden beneficiarse de un IVA reducido son de dos tipos. En primer lugar podrá beneficiarse el propietario de una viviendo de uso habitual, que incluye tanto la primera como la segunda vivienda. Sin embargo, si una de las viviendas está destinada a alquiler, las obras de renovación y reforma de ésta propiedad deberán tributar al tipo general. En segundo lugar se verán beneficiados de esta reducción las comunidades de propietarios.

Por tanto, esta reducción excluye a las empresas y locales destinados a una determinada actividad comercial.

¿Cómo se aplica el IVA reducido?

Según la legislación y la práctica administrativa, el IVA deberá aplicarse por el constructor, reformista o autónomo que lleve a cabo la reforma o renovación en los proyectos donde se cumplan los requisitos mencionados anteriormente. En el momento de realizar la factura deberá aplicar el IVA reducido. Para evitar ilegalidades en estas acciones de uso diario, el propietario debe ceder al profesional una declaración de que en la reforma o renovación que se está llevando a cabo se cumplen las circunstancias de que la vivienda es utilizada para uso personal y que la construcción finalizó por lo menos dos años antes.

Así mismo, para evitar posibles fraudes, en la factura deberá constar los materiales aportados, siendo imposible realizar dos facturas: una perteneciente a los materiales y otra a la mano de obra. Ambos aspectos tiene que figurar de manera única.

Sin duda la reducción del IVA es una gran ventaja que muchas personas desconocen a la hora de reformar o renovar su hogar, declinando esta acción por el tipo de coste. Es importante conocer el tipo de legislación para poder beneficiarse de estas pequeñas acciones.